visitas

lunes, 18 de marzo de 2013



PRIMER JUICIO POR GENOCIDIO EN GUATEMALA LA POSIBILIDAD DE CAMINAR HACIA LA PAZ



Sobrevivientes y víctimas del conflicto armado interno, organizaciones de derechos humanos, mujeres, pueblos indígenas, de juventud, de defensa del territorio, hombres y mujeres comprometidas con la lucha contra la impunidad  y el respeto a los derechos de la Verdad, la Memoria y la Justicia, nos dirigimos al pueblo de Guatemala, a la comunidad Internacional y a los medios de comunicación nacionales y de visita en nuestro país, para anunciar que mañana martes 19 de marzo dará inicio EL PRIMER JUICIO POR GENOCIDIO EN GUATEMALA.



Este trascendental hecho histórico constituye una posibilidad de caminar hacia la Paz, en tanto demuestra que un Estado es capaz de reconocer los errores cometidos contra su pueblo. Es una oportunidad para garantizar que los hechos sangrientos cometidos durante el conflicto armado interno nunca más se vuelvan a cometer.



“Un pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla” por eso es importante que la memoria perdure, que la verdad se conozca por las generaciones actuales y por las que vienen, por eso es fundamental la justicia para estas graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante los 36 años de conflicto armado interno.



La justicia por los delitos de genocidio y delitos contra los deberes de humanidad no es una amenaza a la inversión económica, no vulnera al país frente al conjunto de naciones que respetan los derechos humanos, no es una venganza. Por el contrario, los juicio por delitos de lesa humanidad, como el genocidio, la desaparición forzada, la violencia sexual contra mujeres, la tortura, reflejan el cumplimiento de los compromisos adquiridos por el Estado de Guatemala frente al mundo entero; demuestra lo respetuoso de la ley que es ese Estado y sobre todo lo pone en el grupo de países que respetan los derechos humanos, lo que lejos de ser una amenaza, constituye una oportunidad.



Tres décadas han pasado desde que se aplicaron las políticas de tierra arrasada en Guatemala. Durante este tiempo los sobrevivientes han ido rompiendo el silencio, poco a poco, resistiendo al olvido impuesto, recuperando lo arrebatado: su cosmovisión, su cultura. Hace once años decidieron emprender el camino hacia la justicia por la barbarie cometida en su contra y hasta hoy, el horizonte de aquel largo camino empieza a verse.



Cientos han sido los intentos de los militares acusados por detener este caso. Recursos, amparos, apelaciones, recusaciones, incidentes que en su mayoría han sido declarados Sin Lugar por parte de las autoridades de justicia que han demostrado que SÍ se puede cumplir con la Ley, que Sí se puede impartir justicia pronta y cumplida.



Responsabilizamos a las autoridades de gobierno de la seguridad de los testigos y testigas, querellantes, peritos, jueces y fiscales  involucrados en este proceso.



El Tribunal Primero de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, “A” integrado por las honorables Juezas y Juez: Iris Jassmin Barrios Aguilar, Patricia Isabel Bustamante García y  Pablo Xitumul de Paz conocerán en las próximas semanas lo ocurrido en el área Ixil, Quiché, durante los años 82 y 83. Pero este caso representará también a las miles de víctimas de otras regiones del país a quienes no se les ha hecho justicia.



Con mucha esperanza nos preparamos para este trascendental acontecimiento no sólo para los sobrevivientes y víctimas, sino también para el país, para la humanidad entera.



Los ojos del mundo observan a Guatemala. Les invitamos a ser parte de este histórico debate participando en las audiencias públicas que se realizarán en ciudad de Guatemala (Sala de vistas de la Corte Suprema de Justicia) o bien seguir las audiencias

enwww.paraqueseconozca.blogspot.com. Convocamos a la prensa nacional e internacional, a organizaciones sociales de todo el mundo a acompañarnos en este importante paso contra la impunidad.





¡UN PUEBLO QUE OLVIDA SU HISTORIA, ESTA CONDENADO A REPETIRLA!

 Guatemala, 18 de marzo de 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada