visitas

miércoles, 23 de noviembre de 2016

DIPUTADO OVALLE  OBSTACULIZA PROCESO DE ANTEJUICIO

En el trámite de antejuicio que se sigue en contra del diputado Edgar Justino Ovalle Maldonado dentro del caso por graves violaciones a los derechos humanos, desaparición forzada y violencia sexual cometida en la zona militar No. 21 (actualmente CREOMPAZ) durante el conflicto armado interno, lugar donde estuvo el actual diputado como 2do. Comandante de la zona militar durante el período del 1 de septiembre al 31 de enero de 1984, nuevamente se interponen obstáculos para perpetuar la impunidad.

Ante la resolución de la Corte de Constitucionalidad, del 18 de agosto 2016 en la que le ordena a la Corte Suprema de Justicia, CSJ, (que había denegado el antejuicio) emitir una nueva resolución, ésta da trámite al antejuicio y designa como jueza pesquisidora a la Magistrada Benicia Contreras Calderón, quien debía rendir su informe en un plazo no mayor de sesenta días a partir del 29 de agosto del año en curso.

El 27 de septiembre de este mismo año, el antejuiciado sustituye al abogado MARIO ANTONIO GUERRA LEÓN por el abogado RAÚL AMÍLCAR FALLA OVALLE, a raíz de ello la juez pesquisidora resuelve el 11 de noviembre de 2016, apartarse del proceso por existir enemistad grave entre su persona y el nuevo abogado del diputado, quien en el pasado presentó  queja en contra de la pesquisidora ante la Junta Disciplinaria Judicial.

Es evidente que el abogado Raúl Amílcar Falla Ovalle, tiene un impedimento legal para intervenir en el proceso de mérito, ya que el artículo 201, literal a, de la Ley del Organismo Judicial  establece en su parte conducente: […] Prohibiciones. Es prohibido a los abogados: a) Actuar en los juicios en que el juez tuviere que excusarse o pudiera ser recusado a causa de la intervención del profesional […].” El referido profesional debió tener conocimiento previo de que la Magistrada Benicia Contreras Calderón, es la Juez Pesquisidora en estas diligencias de antejuicio y, por tanto, debió abstenerse de representar a Edgar Justino Ovalle Maldonado. Con lo cual se evidencia, que la estrategia de la defensa al sustituir a su abogado es retardar y obstaculizar las diligencias de antejuicio realizadas por la Juez Pesquisidora.

Las circunstancias planteadas por la Juez Pesquisidora no encuadran en lo establecido en el artículo 123, literal l de la Ley del Organismo Judicial, ya que la magistrada que se excusa no tiene ningún impedimento para llevar a cabo las Diligencias de Antejuicio y es el abogado Raúl Amílcar Falla Ovalle, quien tiene prohibido por mandato de ley, para actuar en el presente proceso y quien al no haber acatado lo establecido en el artículo 201 de la Ley del Organismo Judicial, pretende crear con ello una falsa causal de excusa para la Juez Pesquisidora, para obstaculizar el diligenciamiento del antejuicio en contra de su representado.

Llama la atención también que el diputado Ovalle Maldonado solicitó a la Corte de Constitucionalidad el 29 de agosto en una acción de amparo por el interpuesta, que se acepte como tercer interesado en su caso a la Fundación contra el Terrorismo, solicitud que aún está en trámite y que evidencia los nexos que mantiene con estos grupos.

Denunciamos públicamente estos hechos para que quede constancia en la historia de este país de quiénes están obstaculizando la justicia. Exigimos a las autoridades de justicia a no dejarse presionar y que actúen apegados a derechos cumpliendo con sus funciones. Las víctimas de la zona militar No. 21 están atentas a cada paso que las autoridades de justicia dan en este caso.

EXIGIMOS EL ANTEJUICIO CONTRA EL DIPUTADO OVALLE

Guatemala, 23 de noviembre 2016

1.       Asociación Familiares de Detenidos Desaparecidos de Guatemala – FAMDEGUA
(Asesores jurídicos: Bufete DDHH)
2.       Comunidad de Plan de Sánchez
(Asesores jurídicos: CALDH)
3.       Grupo de Apoyo Mutuo – GAM
4.       Asociación para el Desarrollo Integral de las Víctimas de la Violencia
en las Verapaces  Maya Achi- ADIVIMA
5.       Asociación de Vecinos de finca Chicoyoguito
6.       Coordinadora de Víctimas de Alta Verapaz - CODEVI

(Asesores jurídicos: Bufete DDHH)

1 comentario:

  1. La sexualidad es una profanidad apologal, por la cual, me calumniaron de ultrajante masoquista durante 25 años de difamacion con la excusa de que yo era prevaricador. Me perplejaron sexualmente con la necrofilia voyeurista por culpa de las lisonjas de las suspicaces donde no tengo a ninguna víctima sexual sino que únicamente me adjudicaron de masoquista, por la cual, me invirtieron evolutivamente con profanarme psíquicamente. Guatemala me cometió un sacrilegio sexual.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar