visitas

jueves, 26 de abril de 2012


MONSEÑOR GERARDI:
MARTIR DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA
SU LEGADO VUELVE A DESPERTAR A LOS  VICTIMARIOS DEL PUEBLO

Nuevamente el legado de Monseñor Gerardi vuelve a despertar a los victimarios del pueblo guatemalteco. Su trabajo pastoral expresado en el Informe de Recuperación de la Memoria Histórica, REMHI se ha constituido en la voz de las mujeres y hombres que padecieron la tortura y el genocidio de un Estado represor al servicio de los poderosos y que en la actualidad los victimarios a su servicio vuelven a intimidar, difamar y tratar de ocultar lo que esta en la memoria colectiva de Guatemala.

En el XIV Aniversario de su martirio no podemos dejar pasar la oportunidad para reconocer el Informe del REMHI como uno de losgrandes aportes de reconstrucción de la historia y la memoria colectiva del pueblo guatemalteco; constituye la verdad de lo ocurrido durante 36 años de conflicto armado interno y es el testimonio vivo de quienes, en esos años, decidieron romper el silencio.

La justicia como pilar fundamental de una sociedad democrática ha sido negada a las miles de víctimas del conflicto. Los avances en los casos relacionados al pasado son producto del esfuerzo de sobrevivientes que no temen decir la verdad y que luchan día a día por conseguir la anhelada justicia. Sin embargo, el sistema necesita avanzar en aquellos casos donde los acusados son los altos mandos militares que ordenaron la barbarie, para garantizar que NUNCA MÁS se vuelvan a cometer las graves violaciones a los derechos humanos.

Los pocos avances hacen que esas estructuras de poder se activen y vuelvan a atacar la verdad, esa verdad que es la base fundamental de todo proceso de reconciliación. Por ello manifestamos nuestra solidaridad a la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado que está siendo atacada públicamente, como una muestra de que el REMHI sigue vigente.

En este día tan emblemático en la memoria histórica del país, exhortamos al pueblo de Guatemala a continuar el legado de Monseñor Gerardi, a seguir sus pasos de Pastor de la Verdad, la Memoria y la Justicia. A romper el silencio como un acto liberador, no solo individual sino colectivo.



CONOCER LA VERDAD DUELE,
PERO ES SIN DUDA UNA ACCION SALUDABLE Y LIBERADORA
Mons. Juan José Gerardi

¡Por el derecho a un País Justo!
Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos
CALDH
Guatemala, 26 de abril de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada