visitas

viernes, 29 de octubre de 2010

Ante la sentencia dictada por el Tribunal Octavo de Sentencia Penal a dos ex miembros de la desaparecida policía nacional, por la desaparición forzada del dirigente estudiantil y sindical Edgar Fernando García

El Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos

Expresa:

Nuestra solidaridad y admiración a la familia de Edgar Fernando García y al Grupo de Apoyo Mutuo GAM, por este importante paso en la larga travesía por la justicia.

Nuestro reconocimiento al trabajo realizado por el Ministerio Público, en la investigación y presentación de pruebas, lo que permitió se condenara por este grave delito a los agentes: Héctor Roderico Ramírez y Abraham Lancerio Gómez, quienes detuvieron ilegalmente y desaparecieron al dirigente estudiantil en febrero de 1984, cuando caminaba en cercanías del mercado el Guarda en la zona 11.

Valoramos la labor del Tribunal Octavo de Sentencia Penal que apegado a derecho dictó sentencia por la desaparición forzada de Fernando García, demostrándonos que sí es posible juzgar estos casos y que con voluntad e independencia del sistema de justicia se puede acabar con la impunidad del pasado y del presente.

A la vez exhortamos al sistema de justicia guatemalteco a continuar procesando estos graves delitos del pasado, ya que el acceso a la justicia se convierte en una de las garantías para que nunca más en Guatemala vuelvan a ocurrir estos hechos dolorosos.

Así también continuar con el proceso de investigación contra los altos mandos de las fuerzas de seguridad de aquel entonces y la aplicación pronta de la justicia a los responsables de las graves violaciones a los derechos humanos en el país.

Esperamos que esta sentencia sea comprendida como un paso más en este incansable camino hacia la verdad, la recuperación de la memoria y la justicia del presente y no permitir que estos hechos vuelvan a lastimar la dignidad de la humanidad entera.

¡Por el derecho a un país justo!

Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos

Guatemala, 29 de octubre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada