visitas

domingo, 12 de septiembre de 2010


El Juzgado Primero de Alto Riesgo decidió enviar a juicio a tres militares retirados sindicados de haber perpetrado una masacre en la aldea Dos Erres, Petén, en 1982.



La jueza Carol Patricia Flores resolvió que existen elementos probatorios para que los militares Carlos Antonio Carías, Reyes Collin Gualip y Manuel Pop Sun enfrenten juicio para determinar si son culpables o no de la muerte de más de 250 personas, entre hombres, mujeres y niños, hecho ocurrido en diciembre de 1982, durante el gobierno de Efraín Ríos Montt.

Los tres son acusados por los delitos de asesinato, hurto agravado y delito de deberes contra la humanidad.

Por este hecho están pendientes de ejecutarse 14 órdenes de captura, algunas contra personas que viven en EE. UU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada